Música

miércoles, 8 de octubre de 2008

Chiste del día


Cierta noche estaban la mamá y su hijo en casa. El niño derramó la leche, y su mamá le ordenó que limpiara con el trapeador, el cual estaba en el patio. El niño abrió la puerta, y la mamá se percató de que él tenía miedo, y ella le dijo cariñosamente: - No temas, hijo. Dios está en todas partes, inclusive en la oscuridad de la noche. Entonces el niño gritó hacia el patio: - ¡Dios! ¡Me pasas el trapeador por favor!

2 comentarios:

Maritza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maritza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.