Música

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Las diminutas ranas que oyen con la boca


Rana de Gardiner
Los científicos creían que las ranas de las Seychelles eran sordas.
Las ranas de Gardiner de las islas Seychelles no necesitan oídos para oír: para eso tienen la boca.
Estos pequeños anfibios miden apenas un centímetro y se creía que eran sordas.
Pero según acaba de descubrir una investigación científica, la rana utiliza su cavidad bucal para transmitir señales sonoras al cerebro.
El hallazgo resuelve así el misterio de por qué el pequeño animal sin oídos es capaz de producir chillidos agudos y fuertes.
Las diminutas ranas que habitan en los bosques tropicales del archipiélago de Seychelles no tienen región de oído medio, y por lo tanto, no tienen tímpano.
Por esta razón, los científicos habían asumido que no podían amplificar y transmitir las ondas sonoras del entorno hacia el oído interno y, vía células nerviosas, al cerebro.
Rana de Gardiner
Las ranas de Gardiner son de las más pequeñas del mundo.
El estudio revela que las ranitas desafían estas presunciones.

Experimento con parlantes

Los investigadores grabaron los sonidos producidos por ejemplares de esta especie y los reprodujeron cerca de ranas silvestres para observar su comportamiento.
Justin Gerlach, del Fondo para la Protección de la Naturaleza de Seychelles y miembro del equipo de investigación, explicó que el llamado de la rana es "uno de los ruidos característicos de la selva".
"Es un chillido agudo y muy fuerte", dijo Gerlach a la BBC.
Y su experimento mostró que las ranas son capaces de oír este sonido.
"Si reproduces este llamado, ellas responden", explicó el experto zoólogo.
"O cambian de posición –pueden moverse hacia el lugar desde el que proviene el sonido–, o responden croando".
"De hecho, es muy divertido: las ranas incluso atacan al parlante", agregó Renaud Boistel, quien lideró este estudio como parte del Centro Nacional Francés de Investigación Científica.

Boca resonante

El siguiente paso, entonces, era averiguar cómo oían las ranas el sonido.
Tomografía de una rana de Gardiner
Los expertos utilizaron rayos X para ver cómo oye la diminuta rana.
Para investigar esto, los expertos utilizaron técnicas de imagen de rayos X de alta sensibilidad en la Instalación de Radiación del Sincrotrón Europeo (ESRF, por sus siglas en inglés), ubicado en Grenoble, Francia.
Esto les permitió examinar en detalle la anatomía de la rana y conocer qué partes de su cuerpo juegan el rol de oído medio al transmitir las ondas sonoras al cerebro a través de células nerviosas.
Para ello crearon simulaciones de cómo la cabeza de la ranita respondía a un sonido de la misma frecuencia que su agudo croar. Así confirmaron que, a esas frecuencias, la cavidad bucal resonaba de la misma forma que el cuerpo de una guitarra: amplificando el sonido.
Las ranas de Gardiner también han desarrollado menos y más delgadas capas de tejido entre la cavidad bucal y el oído interno. Esto les permite transmitir de forma más efectiva las ondas sonoras por el "laberinto" de fluidos de su la cabeza y hacia el cerebro a través de células nerviosas.
"La combinación de una cavidad bucal que actúa como caja de resonancia y la conducción ósea permite a las ranas percibir el sonido sin necesidad de un oído medio", explicó Boistel.
El científico también dijo que esperaba que el descubrimiento de este nuevo mecanismo auditivo pudiera ser de utilidad para contrarrestar ciertos tipos de sordera humana.

Aisladas y amenazadas

Las ranas de Gardiner sólo viven en las Seychelles.
"Están apartadas en el medio del Océano Índico, lo que las hace una de las especies más aisladas geográficamente del mundo. Y así han estado desde hace 65 millones de años", agregó Gerlach.
La especie figura en la lista de las que corren peligro, principalmente porque su hábitat se ha degradado a causa del fuego, de las especies invasoras y de actividades humanas como la agricultura y el turismo.
"La extinción de esta especie podría significar la pérdida de 65 millones de años de notable evolución: no sólo es inusual su mecanismo auditivo, también están entre las ranas más pequeñas del mundo", advirtió el investigador.

Fuente: BBC

No hay comentarios: