Música

viernes, 9 de diciembre de 2016

Todo sobre el turrón



El turrón es sinónimo de Navidad. El tradicional de Alicante o de Jijona, está hecho con almendras, miel y clara de huevo y también te aporta energía, fibra y grasas saludables, siendo un alimento muy nutritivo.

Cómo se hace:
En la actualidad, la mayor parte del turrón que llega a nuestra mesa navideña ha sido elaborado por métodos industriales. Aunque la materia prima sigue siendo la misma, los turrones artesanales son los preferidos por quienes aprecian los ingredientes de primera calidad.

1.La miel, y a veces algunos azúcares, se calientan a altas temperaturas y se remueve hasta lograr la temperatura deseada. Esta pasta se suele emulsionar con claras de huevo, lo que le da al turrón su característico color.
2.Aparte, se tuestan las almendras y se remojan para pelarlas más fácilmente. Posteriormente se someten a un proceso de secado para finalmente incorporarlas a la mezcla anterior.
3.Esta mezcla de miel, claras y almendras, aún caliente se extiende en moldes para darle su forma definitiva. Una vez enfriado, el turrón se corta en porciones rectangulares y se envasa.
El turrón blando o de Jijona se obtiene al moler por separado la miel endurecida y las almendras tostadas. Para obtener el turrón, se mezclan y se calientan la miel y las almendras mientras se golpea la preparación para que adquiera su característica textura compacta.

Nutrición:
Por los ingredientes que lo componen, el turrón de buena calidad tiene importantes cualidades nutricionales:
  • La miel aporta energía, además de que es fuente de vitaminas y antioxidantes.
  • La clara de huevo tiene un alto contenido en proteínas y demás nutrientes del huevo, pero sin los niveles de colesterol que aporta la yema.
  • Las almendras son ricas en fibra, antioxidantes y grasas insaturadas (buenas), que fortalecen tu salud cardiovascular.


Cómo servirlo:
La respuesta a esta pregunta es una sola: ¡como tú quieras! Sin embargo, te recomendamos cortar el turrón blando en trozos finos y comerlo en pequeñas porciones para que se disuelva en la boca y puedas deleitarte con su textura, su sabor dulce y sorprenderte por los pequeños trocitos de almendra. El turrón duro también es recomendable cortarlo en trozos pequeños que te puedas comer de un bocado, para que la miel no se funda en los dedos sino en tu boca. Lo fundamental es que el turrón sea fresco (mira la fecha de caducidad) y de buena calidad (mira el precio y, sobre todo, los ingredientes).

Cómo almacenarlo:
Una de las cualidades más importantes del turrón es la humedad. Por eso viene envasado herméticamente para garantizar su frescura y su calidad. De manera que cualquier cosa que hagas para almacenarlo tu objetivo fundamental debe ser preservar su humedad. Nunca saques todo el turrón de su envase.
  • Saca solo la parte que vas a consumir de inmediato y vuelve a colocar el resto dentro de la envoltura de plástico.
  • Si no guardaste el envase y quieres conservar tu turrón para más adelante, puedes envolverlo con papel vegetal y cubrirlo con film o papel de aluminio.
  • Si compraste varios turrones para comértelos a lo largo del año, no abras la caja hasta el momento de consumirlos y ten en cuenta la fecha de caducidad.

Tipos de turrón
En el mercado encontrarás una gran variedad de alimentos etiquetados como turrón. Aquí te ofrecemos una clasificación de los más comunes. 
  • Blando o de Jijona: Hecho con almendras molidas y de textura untuosa
  • Duro o de Alicante: Con almendras enteras y crujiente
  • Diversos: Tabletas de distintos ingredientes. Pueden ser de chocolate, mazapán o frutas confitadas
  • De fécula: Se utilizan distintos tipos de harina en su elaboración.



jueves, 17 de noviembre de 2016

Propiedades y beneficios de la Melaza



Las propiedades y beneficios de la melaza la convierten en un edulcorante realmente muy saludable. A diferencia del azúcar blanco refinado y jarabe de maíz (despojado de prácticamente todos los nutrientes excepto carbohidratos simples) o edulcorantes artificiales como la sacarina o aspartamo (no proporcionan nutrientes útiles y se ha demostrado que causan problemas de salud en los individuos sensibles), la melaza es un edulcorante saludable que contiene cantidades significativas de una variedad de minerales que promueven la salud.

¿De dónde viene la melaza?

Muchas personas se preguntan de qué está hecho de melaza. Bueno, no hay ingredientes secretos aquí, la melaza es un subproducto del proceso que convierte la remolacha o caña en azúcar.

Cuáles son las propiedades de la melaza

Además de proporcionar rápidamente los carbohidratos asimilables, la melaza puede aumentar tu energía, ayudando a reponer tus reservas de hierro. La Melaza es una muy buena fuente de hierro.
En particular, para las mujeres que menstrúan, que están más en riesgo de deficiencia de hierro, aumentando las reservas de hierro con melaza es una buena idea, sobre todo porque, en comparación con carnes rojas, una fuente bien conocida de hierro, la melaza proporciona más hierro pero menos calorías y es totalmente libre de grasa.
El hierro es un componente integral de la hemoglobina, que transporta oxígeno desde los pulmones a todas las células del cuerpo, y también es parte de sistemas de enzimas clave para la producción de energía y el metabolismo. Y, si estás embarazada o en período de lactancia, tienes necesidades de aumento de hierro. Los niños en crecimiento y los adolescentes también se han incrementado las necesidades de hierro.
Con tan sólo 2 cucharaditas de melaza te ofrecerá dulcemente un 13,3% de la cantidad diaria recomendada de hierro. Una cucharada de melaza ayuda a que tus necesidades de calcio bajen.
La Melaza es una muy buena fuente de calcio. Calcio, uno de los minerales más importantes en el cuerpo, está implicado en una variedad de actividades fisiológicas esenciales para la vida, incluyendo:
  • La capacidad del corazón y otros músculos se contraigan.
  • Coagulación de la sangre.
  • La conducción de los impulsos nerviosos hacia y desde el cerebro.
  • Regulación de la actividad enzimática.
  • Función de la membrana celular.
  • El calcio es necesario para formar y mantener los huesos y dientes fuertes durante la juventud y la
    adolescencia.
  • Ayudar a prevenir la pérdida de hueso que puede ocurrir durante la menopausia y como resultado de la
    artritis reumatoide.
  • El calcio se une y elimina las toxinas del colon, reduciendo así el riesgo de cáncer de colon.
  • Debido a que está implicado en la conducción nerviosa, puede ayudar a prevenir los ataques de migraña.
Dos cucharaditas de melaza reúne el 11,8% de tus necesidades diarias de calcio.


La melaza es también una excelente fuente de:
  1. Cobre
  2. Manganeso
  3. Potasio
  4. Magnesio
El cobre, un componente esencial de muchas enzimas, juega un papel en una amplia gama de procesos fisiológicos incluyendo:
  • La utilización del hierro
  • Eliminación de radicales libres
  • Desarrollo de hueso y tejido conectivo
  • La producción de la piel y pigmentacion de cabello llamado melanina.
Numerosos problemas de salud se pueden desarrollar cuando el consumo de cobre es inadecuado:
  • Anemia ferropénica
  • Ruptura de vasos sanguíneos
  • Osteoporosis
  • Problemas en las articulaciones, como la artritis reumatoide
  • Trastornos cerebrales
  • Niveles elevados de LDL (colesterol malo) y HDL reducido (colesterol bueno)
  • Latido del corazón irregular
  • Aumento de la susceptibilidad a las infecciones.

Los beneficios de la melaza

El uso de dos cucharaditas de melaza para endulzar tu cereal de la mañana y el café o el té que bebes durante el día te proporcionará con el 14,0% del valor diario recomendado para el cobre.
Esa misma cantidad de melaza también te proporcionará el 18 % de las necesidades del día de manganeso. Este mineral ayuda a:
  • Producir energía a partir de las proteínas y los hidratos de carbono.
  • Sintetizar los ácidos grasos que son importantes para el sistema nervioso.
  • El manganeso es también un componente esencial de una enzima antioxidante importante llamada superóxido dismutasa. La superóxido dismutasa (SOD) se encuentra exclusivamente en el interior de las mitocondrias del cuerpo (las fábricas de energía a base de oxígeno dentro de la mayoría de nuestras células) donde se brinda protección contra el daño de los radicales libres producidos durante la producción de energía.
  • Como el calcio, el potasio juega un papel importante en la contracción muscular y la transmisión nerviosa. Cuando el potasio es deficiente en la dieta, la actividad de los músculos y los nervios pueden estar comprometido. El potasio es un mineral especialmente importante para los atletas, ya que está implicada en el almacenamiento de carbohidratos para su uso por los músculos como combustible y también es importante en el mantenimiento de electrolitos adecuados del cuerpo y eqilibrio del ácido-base (pH).
Cuando los niveles de potasio bajan demasiado, los músculos se debilitan, y los atletas se cansan más fácilmente durante el ejercicio, ya que la deficiencia de potasio provoca una disminución de glucógeno (el combustible utilizado por el ejercicio de los músculos) de almacenamiento.

Usos de la melaza en la cocina

Simplemente añadiendo dos cucharadas de melaza a tu batido de la mañana, se puede proporcionar el 9,7% de sus necesidades de potasio para el día junto con una buena dosis de hidratos de carbono para quemar.

El calcio es un importante mineral que equilibra, el magnesio, es también necesario para los huesos y la producción de energía. Alrededor de dos tercios de magnesio en el cuerpo humano se encuentran en los huesos. Algunos ayudan a dar a los huesos su estructura física, mientras que el resto se encuentra en la superficie del hueso donde se almacena para que el cuerpo aproveche, según sea necesario.
El magnesio, equlibrando al calcio, ayuda a regular los nervios y el tono muscular. En muchas células nerviosas, el magnesio sirve como el canal bloqueador de calcio, evitando que el calcio corra en la célula nerviosa activando el nervio. Mediante el bloqueo de la entrada de calcio, el magnesio mantiene a nuestros nervios (y de los vasos sanguíneos y los músculos que enervan) relajados.
Si nuestra dieta nos proporciona poco magnesio, el calcio puede tener entrada libre, y la célula nerviosa puede ser sobre-activada, mandar muchos mensajes y causar la contracción excesiva.Insuficiente magnesio puede contribuir a:
  • Hipertensión
  • Espasmos musculares (incluyendo espasmos del músculo del corazón o de los espasmos de las vías respiratorias sintomáticas de asma)
  • Migrañas
  • Calambres musculares
  • Tensión
  • Dolor
  • Fatiga
En dos cucharaditas de melaza, recibirás el 7,3% del valor diario de magnesio.
Cambiando de pobres nutrientes en edulcorantes como azúcar blanco o jarabe de maíz, edulcorantes falsos potencialmente dañinos como el aspartamo o la sacarina a melaza rica en nutrientes es una manera sencilla de que comer sano. Puede endulzar su vida.

Granolas 


Fuente: http://www.lavidalucida.com



jueves, 20 de octubre de 2016

5 alternativas que no engordan para picar entre comidas


Son las 11 de la mañana y te das cuenta que aún falta un rato para el almuerzo, pero no puedes aguantar. Lo mismo te pasa a las 3 de la tarde y unas horas antes de la cena.
Es inevitable. Entre comidas, en algún momento del día sentirás hambre.
Pero lo que sí puedes hacer es controlar la ansiedad y evitar devorar el primer chocolate o snack poco saludable que se te atraviese.
BBC Mundo te recomienda cinco opciones para no caer en tentaciones al momento de picar entre comidas.
1. Combinar "bajos y altos"
Se trata de la mezcla de pequeñas cantidades de algún alimento que tenga grasa saludable con otro que sea muy ligero. Por ejemplo, mantequilla de maní con rebanadas de manzana o palitos de zanahoria.


Mantequilla de maní con rebanadas de manzana es un excelente ejemplo de combinación de "bajos y altos".

Si la mantequilla de maní es hecha en casa, incluso mejor. El maní pertenece al grupo de las nueces, que incluyen entre sus componentes las grasas no saturadas.
Su consumo disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas y ayuda a controlar el "colesterol malo", que puede bloquear las arterias.

2. El combo

La ingesta de más de un macronutriente al picar es, al igual que la anterior, una de las recomendaciones de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.
Los macronutrientes son los que le suministran al cuerpo la mayor parte de su energía: proteínas, carbohidratos y grasas.
En este caso, se pueden probar galletas integrales (carbohidrato) con queso bajo en grasa (proteínas y grasa).
Otra alternativa son las uvas (carbohidratos) y las nueces (proteína y grasas).


léjate de la tentación y prueba de picar alimentos saludables (y ricos) entre comidas.


3. Frutos secos
Dentro de la categoría de frutos secos hay varias opciones: nueces, almendras, avellanas, merey, maní, semillas de girasol y de calabaza tostadas, entre otras.
El consenso con respecto a los beneficios de este grupo es amplio.
"Tienen proteínas vegetales, fibras, grasas no saturadas, vitamina E, magnesio y potasio", indica Heart UK, una ONG dedicada a la divulgación de información acerca del colesterol.
Se debe preferir la opción sin sal y su consumo debe ser moderado porque las nueces también tienen calorías.
La porción recomendada es de aproximadamente 35 gramos al día. Esto equivale, aproximadamente, a las nueces que caben en un puño.


Los frutos secos tienen muchos beneficios y dan una sensación de saciedad.

4. El mundo de los granos
Dentro de este rubro, la palabra clave es integral: pan, galletas, pretzels y tortillas.
Las palomitas de maíz hechas en casa -sin sal ni azúcar- y las galletas de arroz, avena o maíz también son parte de este grupo.
Se pueden acompañar con queso bajo en grasa o mermelada sin azúcar.
Los cereales altos en fibra y la granola baja en azúcar también son alternativas, según refiere el Sistema de Salud Nacional del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

Las frutas frescas así como las verduras son ideales para todo momento del día.

5. Los que no podían faltar

Los vegetales son otra opción muy saludable para picar entre comidas.
Para las verduras, hay alternativas como el apio, zanahoria, pimentón, rábano, pepino y brócoli, que pueden acompañarse con humus o puré de habas.Ambas cremas se pueden preparar fácilmente en casa.
En el caso de las frutas, lo ideal es que sean frescas y de estación. Pero el NHS también recomienda las disecadas.
Así que ya no tienes excusa: prepara tu menú para picar y tenlo a mano, así podrás evitar las ganas de saltarle encima a los chocolates, los pasteles, las galletas y las barras de dulces.
Fuente: Redacción


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Por qué no debes usar jabones perfumados y otros consejos prácticos para la higiene íntima femenina.



"No se deben usar jabones perfumados porque tienen sustancias que alteran la flora vaginal", advirtió la ginecóloga Natalia Pérez.


Es una zona donde la piel es tan delicada como la del rostro. Y no cuidarla puede acabar en infecciones tan difíciles de tratar que no se curan conmedicamentos.
Pero tal vez muchas mujeres jamás hayan recibido esa lección fundamental: cómo realizar su higiene íntima.
"Las infecciones genitales bajas y todos los problemas de la vulva, lapicazón, la irritación, son muy frecuentes y son muy difíciles de tratar", explicó a BBC Mundo la ginecóloga Natalia Pérez. Esas infecciones son alteraciones del conjunto de microorganismo denominado flora o microbiota vaginal, y lo crucial, a la hora de la higiene, es preservar el delicado equilibrio de esos microorganismos.


Las tintas usadas para teñir la tela de la ropa interior pueden alterar el ph y el equilibrio de los microorganismos en la vagina, de acuerdo a la Dra. Pérez.


"La piel de la vulva es muy delicada, es casi similar a la de la cara y nosotros constantemente la agredimos, porque usamos protectores diarios, ropa ajustada o ropa interior que no es correcta", advirtió la Dra. Pérez, profesora adjunta de tracto genital inferior en la Facultad de Medicina de la Universidad de la República en Montevideo, Uruguay.
¿Qué es exactamente la flora vaginal y cuáles son los consejos básicos de higiene para protegerla?

Flora "ácida"

La vagina tiene un ph ácido, una defensa natural para combatir infecciones. La vagina tiene todo un microsistema de defensas "porque está preparada para los traumatismos del coito".
La microbiota vaginal es entonces "la que nos va a defender de todos los microorganismos que son patógenos y que nos causan enfermedad".


La vagina tiene un ph ácido, una defensa natural para combatir infecciones. La vagina tiene todo un microsistema de defensas "porque está preparada para los traumatismos del coito".


El problema surge cuando hay cambios como la vaginosis bacteriana, que no es más que la alteración de la microbiota vaginal, según la Dra. Pérez.
"En vez de estar en la cantidad correcta algunos gérmenes, en lugar de estar en la cantidad normal, aumentan de cantidad porque justamente disminuye el ph o aumenta el ph".
La vaginosis bacteriana no produce inflamación pero sí un flujo blanco medio grisáceo.
"La característica es que la gente viene y dice tengo mal olor, hablan de un olor penetrante, un olor a pescado y lo que hay es una alteración de la flora".

Ni jabones perfumados ni ropa de color

¿Qué consejos prácticos da entonces la doctora Pérez para la higiene íntima femenina?
1. No usar jabones perfumados
"No se deben usar jabones perfumados porque tienen sustancias que alteran la flora vaginal", señala la ginecóloga.
"Tampoco deben usarse jabones jabones astringentes que tienen mucha soda cáustica que mata la flora vaginal, como los jabones que suelen llamarse barras de lavar".


Los jabones adecuados son los de glicerina o aquellos jabones específicos para higiene íntima que ahora son como un champú especial para lavar la vulva.

Lo importante, según la Dra. Pérez, es usar jabones que mantengan el ph de la vagina.
Los jabones adecuados son entonces los de glicerina, o aquellos jabones "específicos para higiene íntima que ahora son como un champú, especialmente para lavar la vulva".
"Hay jabones específicos para la higiene íntima que lo hacen es aumentar los lactobacilos, el germen principal de nuestra microbiota".
La piel de la vulva es muy sensible y a muchas personas los jabones perfumados también les causa irritación o picazón.
2. ¿Sólo agua?
Los jabones específicos están testeados en varios tipos de piel y generalmente no causan problema.
"Pero cuando una paciente ya tiene alteraciones en la piel de la vulva lo correcto es sacarle todos los posibles irritantes de la misma, es por eso que en algunas personas se desaconseja cualquier tipo de jabón y se indica el lavado sólo con agua".
"Esto es generalmente hasta que pase toda la sintomatología o en personas que tienen mucha alergia. No en todas."
3. Mantener la piel de la vulva y la vagina lo más ventilada posible
La Dra. Pérez recomienda "no usar protectores diarios, o usar solamente aquellos que puedan mantener un flujo de ventilación o de aire. Hay algunos que son específicos para eso y tienen una trama que no es tan cerrada, que no deja la vagina y la vulva, por así decirlo, como tapada".

Los jeans muy ajustados también se desaconsejan. Pueden juntar calor y favorecer un caldo de cultivo.
La experta aconseja también dormir sin ropa interior o con ropa interior muy floja, ya que la humedad y el calor excesivo también pueden ser dañinos.
"Hay que acostumbrar a las niñas a tratar de dormir sin ropa interior. Nadie dice que uno ande desnudo, sin con algún short of piyama lo más flojo posible para que esa zona se ventile. De lo contrario es como tener una parte del organismo permanentemente tapada, esa zona sufre".
4. Lavarse siempre de adelante hacia atrás
"Nosotros las mujeres tenemos la uretra, la vagina y el ano. Y del ano a la vagina uno puede arrastrar gérmenes que también colonizan la vagina y alteran la flora vaginal con bichitos que no tienen que estar allí".
5. Usar ropa interior de algodón y blanca
"La tela tiene que ser de algodón justamente para no juntar calor, para no dejar esa zona tapada porque el algodón tiene un entramado que deja pasar el aire", explicó la doctora Pérez a BBC Mundo.


"Las anilinas usadas para teñir la ropa también pueden alterar la flora", por lo que es mejor usar ropa de interior blanca o beige.
La ginecóloga uruguaya advierte también sobre el uso de jeans muy ajustados.
Y señala que "es mejor que la ropa interior sea blanca o beige. A veces la ropa de color se tiñe con productos que no alteran la flora, pero en general las anilinas usadas para teñir también pueden alterar la flora".
La ropa interior negra, además, "produce calor en esa zona".
6. Cambiar tampones por lo menos cada cuatro horas
La doctora Pérez recomienda en lo posible no poner nada en la vagina, pero en caso de usar tampones, es fundamental hacer un correcto recambio.


La Dra. Pérez señala que es mejor no usar protectores diarios, pero de hacerlo, deben elegirse aquello que no tienen una trama tan cerrada para permitir la ventilación. Y los tampones deben cambiarse al menos cada cuatro horas.
"No se pueden dejar mucho tiempo porque es un reservorio de sangre, deben cambiarse por lo menos cada cuatro horas".
"Hay gente que se olvida y pasa un día con un tampón y eso causa infecciones".
7. No lavarse dentro de la vagina
"Hay personas que son muy obsesivas por la higiene y se lavan dentro de la vagina, eso arrastra toda la flora, mata toda su flora vaginal".
"Son personas que tienen mucho problema de flujo y van a tener en el futuro problemas de infecciones genitales bajas".
"Hay gente que va a orinar y se lava. Hay que lavarse una sóla vez al día con un jabón adecuado".
8. No usar bidé
Lavarse en bidé "es malo porque ayuda a todos los gérmenes del ano a desparramarse por todo el periné y a entrar en la vagina".

Lavarse en bidé "es malo porque ayuda a todos los gérmenes del ano a desparramarse por todo el periné y a entrar en la vagina".

Por eso en general se dice que las infecciones urinarias son genitourinarias, "porque pueden ser gérmenes que están en la vagina y van para la uretra. Como es una zona en que está todo junto hay que cuidarla mucho".

"Poner la flora a punto"

Cuando surgen las infecciones en la vagina, suelen recomendarse óvulos, "unos comprimidos que se ponen en la vagina que son antibióticos generalmente", explicó la doctora.
"Los óvulos lo que hacen es matar los microorganismos que tenemos. Por ejemplo, cuando tenemos algún hongo, lo mas frecuente es la candidiasis, también mandamos óvulos. Podemos además mandar antibióticos vía oral pero todo esto está alterando continuamente nuestra flora, porque así como matamos ese honguito también matamos otros que están dentro de nuestra microbiota vaginal".
El flujo es un síntoma muy constante que "sólo con tratamiento medicamentoso no lo curamos, porque es una alteración de tu flora".
"Hasta que no pones la flora a punto y en correcto estado, el síntoma no se va a curar".
Fuente:  Alejandra Martins