Música

viernes, 19 de septiembre de 2008

Montecristi



Montecristi es un territorio agreste y caluroso, sembrado de cambrones. Unos arbustos enmarañados cuyas semillas llegaron en la pelambre de camellos que quisieron ser introducidos a la región hacia finales del siglo pasado. Sin embargo, en determinadas regiones es un oasis, cuyo verdor proviene de sus platanales enfrentados a un sol que cada día se torna más agresivo. Del cambrón, Montecristi ha ido desarrollando una próspera industria de carbón vegetal.
Esta árida región hoy día ofrece la posibilidad de participar en buceos profundos en búsqueda de tesoros perdidos en las entrañas de naves españolas que naufragaron en el siglo XVI.

El Morro y sus Playas

Dentro de sus atractivos está el Morro que es una loma con forma de camello echado, como un viejo sabueso cuidando el puerto de la ciudad de Montecristi y la Playa de Montecristi con arena áspera, rojiza y fuerte oleaje que pega contra el acantilado que se forma tras la loma de el Morro.Ubicada casi bajo el nivel del mar, permite que el agua entre y se asiente en las terrazas construídas para atrapar la sal del agua evaporada, convirtiéndola en una de las principales productoras de sal del país. La pesca es también otra de las fuentes de vida de la población, así como el ganado caprino. Es una ciudad de historia y personajes de coraje y valentía. Allí está el Museo de Máximo Gómez, casa donde se dió el encuentro con el prócer cubano José Martí. La playa en sí misma es un espectáculo impresionante, por la majestuosa bravura del mar.

No hay comentarios: